Viñedos

Cuidamos con cariño cada racimo




Emparrado alto


En las mejores laderas de Zarautz y Getaria acariciadas por la brisa del mar, nuestras viñas respiran el salitre y se nutren de una tierra húmeda que rezuma fertilidad, fuente de calidad y singularidad de nuestros Txakolis.


Con una superficie de 22hc. en un sistema tradicional de emparrado alto, dos son las variedades autóctonas que definen nuestro txakoli, Hondarribi-zuri y Hondarribi-beltza. Nos llenan de orgullo los avances que hemos logrado en viticultura sostenible para preservar y proteger el medio ambiente. Se va definiendo y caracterizando así el Txakoli Rezabal.


Hondarribi Beltza

Suave, aterciopelada y delicada.
Aportara suaves aromas.
De ella brotará un Txakolí equilibrado.



Hondarribi Zuri

Viva, refrescante y afrutada.
Aportará su fuerza, su refrescante acidez y su aroma.
De ella brotará un Txakolí refrescante, elegante y aromático.